Protección contra la corrosión

Soluciones de embalaje
para piezas metálicas

El oxígeno y el agua son vitales para las personas, pero las piezas metálicas necesitan protección contra ambos. No en vano, entre un metal y el oxígeno y la humedad ambientales se produce una reacción química, la corrosión, con el consiguiente deterioro del material. El ejemplo más conocido de la corrosión es la oxidación. Esta aparece cuando el hierro o el acero se oxidan en combinación con los elementos mencionados.


A su vez, la rapidez con que se oxida un componente de metal depende de diversos factores, tales como la temperatura, la humedad del aire o la cantidad de sustancias contaminantes. Pero una cosa es segura: la corrosión tiene lugar de forma permanente y puede provocar daños incluso al cabo de unas pocas horas. Así pues, es importante proteger las piezas metálicas ya durante el proceso de producción, el almacenamiento y el transporte.
 

Y es aquí donde podemos ayudarle. Con embalajes de plástico protectores contra la corrosión diseñados a su medida, garantizamos que sus componentes expuestos al riesgo de oxidación lleguen a su destino sin merma de su calidad y sus funciones. En nuestras soluciones de embalaje utilizamos tres métodos de protección contra la corrosión: desecantes, VCI e INTERCEPT®.

Desecantes
La absorción de humedad evita la corrosión

Aplicabilidad universal

Eliminación sencilla

VCI
Protección contra la corrosión mediante inhibidores

Alta eficacia

Sustitución sencilla

Sin residuos

INTERCEPT®
Protección contra la corrosión de alta tecnología para metales y otros materiales

Protección en el material

Efecto prolongado

Reciclable

Sus ventajas con los embalajes protectores contra la corrosión

En particular las piezas metálicas, pero también componentes de otros materiales, deberían protegerse contra la corrosión durante la fabricación, el almacenamiento y el transporte. Lo ideal es utilizar embalajes protectores contra la corrosión especiales, los cuales impiden que el material reaccione con la humedad y el oxígeno. Además, eliminan la necesidad de aplicar laboriosamente aceite protector o cera en las mercancías y limpiarlas después. A fin de garantizar una protección eficaz contra la corrosión en nuestras soluciones de embalaje, tales como contenedores de transporte y portadores de carga, recurrimos a dos soluciones avanzadas: VCI e Intercept®. Tanto las sustancias activas VCI como las partículas de cobre del material Intercept® poseen un efecto prolongado que las convierte en ideales para la reutilización en un circuito de contenedores y embalajes.

Protección eficaz contra la corrosión
(hasta 15 años)

Procesos de manipulación y embalaje racionalizados

Densidad de embalaje mejorada

¿Necesita un embalaje protector contra la corrosión?

Entonces no dude en contactarnos.
Le asesoraremos gustosamente.

T +49 7138 812-200 | info(at)soehner.de

Innovative Packaging Solutions

© 2022 Söhner Kunststofftechnik GmbH